0

Resultado: Alemania 7 Brasil 1

El 8 de Julio de 2014, acaba de escribirse una nueva página entre las más grandes Historias de los Campeonatos Mundiales de Fútbol, en el Estadio Mineirao de la ciudad de Belo Horizonte. Y se lo bautizó como el Mineirazo.

Así como aquel 16 de Julio de 1950, quedó en la Historia grande, cuando en la Final del Mundial también disputado en tierras brasileras, el local en la final le ganaba 1-0 a Uruguay, y faltando 24 minutos, la Celeste dio vuelta el marcador y terminó levantando la Copa. Y nació el MARACANAZO.

Casi 64 años después, chocaban por semifinales, dos de las más grandes selecciones históricas: Brasil (el más campeón, con cinco vueltas olímpicas y dos sub-campeonatos) y Alemania (dos Campeonatos y 4 Subcampeonatos, que jugaba su décima tercera semifinal, en sus 18 participaciones), quienes raramente solo una vez se habían cruzado en Mundiales, y fue en la victoria de Brasil en la final para quedarse con la Copa en Japón Corea 2002.

Y si bien, el nivel individual y grupal de los europeos, podían terminar con el sueño de Brasil de por fin dar la vuelta en su país, nadie pensaba lo que terminaría ocurriendo. Con un nivel superlativo de mitad de cancha hacia delante, fue una paliza difícil de olvidar: 7 a 1. Una goleada que tiene varios puntos para el recuerdo: junto con el 6-0 que le había propinado Uruguay en la Copa América en 1920, fue la mayor derrota. Nunca había perdido en Mundiales por más de tres goles de diferencia, como se los marcó Francia en la final del Mundial 1998. Alemania nunca había ganado ni en partidos amistosos, en las tierras de Pele.

Todas ésas estadísticas las borró el equipo conducido por  Joachim Loew: a los 11’ Müller, a los 23’ Klose, Toni Kroos a los 24’ y 26’,  Khedira a los 29 y Andre Schürrle (quien había ingresado por Klose) a los 69 y 79 minutos. Oscar hizo el gol del honor a los 90 minutos, para los conducidos por Luiz Felipe Scolari.

paliza de alemania a brasil

Los Teutones vuelven a una final desde el 2002, tras perder en las semifinales en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Y buscarán seguir rompiendo las estadísticas, intentando ser el primer europeo en dar la vuelta en tierras americanas.

Brasil, el sábado buscará conformarse ganando el partido por el 3er puesto, frente al perdedor de Argentina-Holanda, un premio que no será consuelo para nadie.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *